domingo , 4 diciembre 2022

Qué es una franquicia, un franquiciador y un franquiciado

Qué es una franquicia

que es una franquicia

La franquicia es un modelo de negocio entre dos partes, por el que una de ellas, el franquiciador o dueño de la marca, cede a otra, el franquiciado, el derecho a explotar y comercializar sus productos o servicios dentro de una zona geográfica determinada, transmitiéndole todo el saber hacer del negocio, a cambio de unas contraprestaciones económicas periódicas. Ambos, franquiciador y franquiciado, son empresarios independientes, si bien operan bajo el paraguas de una misma marca, compartiendo intereses y objetivos comunes, de ahí que el éxito de uno será el éxito del otro. A su vez, firman un contrato de franquicia por un periodo de tiempo concreto, en el que se recogen los derechos y las obligaciones de ambas partes. 


Las contraprestaciones económicas que el franquiciado ha de desembolsar al franquiciador se concretan en:

  • El canon de franquicia: es el importe que se suele pagar cuando se firma la concesión de la franquicia y suele cubrir los costes de formación y puesta en marcha del local en el que abrir el negocio.
  • El royalty de franquicia: es el importe periódico, mensual, trimestral, semestral, anual… que el franquiciador cobra por prestar los servicios continuados que ofrece al franquiciado. 
  • Canon de publicidad: es la aportación que hace el franquiciado al fondo de publicidad conjunta de la marca y que el franquiciador tiene la obligación de reinvertir en diversas acciones publicitarias que redunden en beneficio de toda la red.

Qué es un franquiciador

que es un franquiciador

Un franquiciador es una persona física o jurídica que desarrolla un negocio basado en un producto o servicio, y que, tras testar el concepto en locales propios, toma la decisión de hacerlo crecer mediante la concesión de franquicias, después de haber analizado y estudiado que realmente es franquiciable, puesto que aporta novedad y se diferencia de lo ya existente en el mercado.

Cuando se opta por franquiciar un negocio, el rol del dueño de la marca cambia; pasa de ser un empresario que realizaba una serie de actividades concretas en su día a día, a ser un empresario franquiciador, que ha de conceder franquicias, seleccionar al franquiciado, impartir formación que traslade su saber hacer, y derivar la gestión del negocio a cada franquiciado en su punto de venta concreto.


El franquiciador ha de:

Crear un concepto de éxito: es primordial que el franquiciador ponga en marcha un negocio que aporte diferenciación, innovación y originalidad respecto a lo ya existente en el mercado. Es un aspecto vital para dar los primeros pasos hacia el éxito.

Controlar tres puntos clave:

  • Disponer de un saber hacer contrastado, que funciona y que tiene aceptación en el mercado y entre los consumidores.
  • Seleccionar correctamente al franquiciado. 
  • -Elegir los emplazamientos adecuados donde abrir franquicias, realizando previamente estudios de mercado de la zona en cuestión.

Asistir y apoyar a su red de franquicias: en todo momento la relación de la central con la red franquiciada ha de ser fluida y continua, proporcionando apoyos y asistencia permanentes. 

Qué es un franquiciado

que es un franquiciado

Un franquiciado es una persona que ha decidido entrar a formar parte del sistema de franquicias, incorporándose a una red. Convertirse en franquiciado significa gestionar un negocio, ser un empresario independiente, lo cual supone que se han de asumir responsabilidades, tener un control sobre aspectos determinantes como gastos e ingresos, contratación de personal, hacer balances, previsiones…

El franquiciado es el beneficiario del contrato de franquicia, que tiene derecho a explotar para su propio beneficio en un área geográfica determinada, y en las condiciones pactadas con el franquiciador, la comercialización de productos o servicios, el uso de sus marcas, distintivos…


El franquiciado ha de adoptar una serie de funciones y responsabilidades, antes, durante y posteriormente a la apertura del negocio:

  • Constitución de la sociedad y trámites administrativos. 
  • Aporte de capital al franquiciador. 
  • Búsqueda y acondicionamiento del local. 
  • Proceso de formación. 
  • Contratación de personal. 
  • Gestión de la franquicia. 
  • Cumplir los compromisos financieros y contractuales.