domingo , 4 diciembre 2022
Preguntas frecuentes sobre la franquicia

Preguntas frecuentes sobre la franquicia

Hemos dado respuesta a las preguntas frecuentes sobre la franquicia para todos aquellos interesados en el sistema de franquicias. Aquí tienes más información.

¿Qué tiene más ventajas, abrir una franquicia o un negocio propio?
¿Qué papel he de asumir dentro de una red de franquicias?
¿Cómo puedo distinguir un negocio que es franquicia de otro que no lo es?
¿Qué es y para que sirve la información precontractual?
¿Voy a poder contar con apoyos económicos a la hora de abrir mi franquicia?
¿Qué pasa si soy el primer franquiciado de una franquicia? ¿Cómo puedo saber que no me voy a equivocar si entro en su red?
Si quiero franquiciar mi empresa, ¿qué tengo que hacer para que todo salga bien?
En la franquicia también habrá sus riesgos e inconvenientes… ¿Cuáles son?
¿A quién puedo acudir para que me revisen el contrato de franquicia?

¿Qué tiene más ventajas, abrir una franquicia o un negocio propio?

La franquicia permite la incorporación a una determinada red, donde se va a contar con una serie de ventajas y valores añadidos, como es ir de la mano de un franquiciador y de una marca, con los mismos objetivos: tener éxito y rentabilidad, de tal manera que se minimizan los riesgos que existen si se pusiera en marcha un negocio propio, puesto que la franquicia ofrece una formación inicial y continua, apoyo logístico, publicitario, tecnológico, apoyo en la elección del local, en la financiación… y se cuenta con el respaldo de una central. 


¿Qué papel he de asumir dentro de una red de franquicias?

Convertirse en franquiciado de una red significa gestionar un negocio, ser empresario, lo cual supone que has de asumir responsabilidades, tener un control sobre aspectos determinantes como gastos e ingresos, contratación de personal, hacer balances, previsiones… Es cierto que el franquiciador ofrece un saber hacer, una marca y apoyos y asistencia continuos, pero cuando eres franquiciado, una vez que firmas el contrato de franquicia, te conviertes en un empresario independiente y como tal has de comportarte.


¿Cómo puedo distinguir un negocio que es franquicia de otro que no lo es?

Una franquicia ofrece una serie de apoyos iniciales y continuos durante todo el periodo de tiempo por el que se firme el contrato: apoyos de tipo logístico, tecnológico, marketing y publicidad, y el apoyo más importante: la formación inicial y continua, aspectos estos que no ofrecen otros modelos de comercio, como redes comerciales, oportunidades de negocio o centrales de compra. 

También te puedes guiar por el contrato: si en el documento contractual aparecen términos como canon de entrada, royalties de explotación, de publicidad, saber hacer, apoyos… entonces es una franquicia, si no, es otro tipo de modalidad de comercio. 

Y es muy recomendable consultar diversas fuentes especializadas en franquicia, que te aclaren si estamos ante una franquicia o no, como la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) o consultores especializados en franquicia.


¿Qué es y para que sirve la información precontractual?

Todo candidato a franquiciado tiene derecho a que el franquiciador le facilite, por ley y por escrito, una información precontractual 20 días antes de la firma del contrato o de cualquier desembolso económico. 

Según se recoge en el Real Decreto 201/2010 de 26 de febrero, en el Capítulo II, artículo 3, el franquiciador ha de proporcionar información al candidato, pudiendo exigir al potencial franquiciado un deber de confidencialidad por toda esa información que reciba: datos de identificación del franquiciador; acreditación de tener concedido para España, y en vigor, el título de propiedad o licencia de uso de la marca y signos distintivos de la entidad franquiciadora; descripción general del sector objeto del negocio de franquicia; experiencia de la empresa franquiciadora; contenido y características de la franquicia; estructura y extensión de la red en España, y elementos esenciales del acuerdo de franquicia, que recogerá los derechos y obligaciones de las respectivas partes, duración del contrato, condiciones de resolución, contraprestaciones económicas y pactos de exclusividad.


¿Voy a poder contar con apoyos económicos a la hora de abrir mi franquicia?

La gran mayoría de las franquicias tienen suscritos acuerdos de colaboración con diferentes entidades bancarias, para que sus franquiciados puedan optar a financiación en condiciones preferentes: se trata de productos hechos a la medida de la franquicia, que intentan aportar las soluciones más adecuadas, tanto para la apertura como para el desarrollo del negocio y que siempre hay que tener muy en cuenta como ayuda económica, especialmente para afrontar esa inversión inicial.


¿Qué pasa si soy el primer franquiciado de una franquicia? ¿Cómo puedo saber que no me voy a equivocar si entro en su red?

En el caso de ser el primer franquiciado en incorporarse a una franquicia, sin tener la referencia de otros franquiciados para saber cómo les va el negocio, es fundamental que dispongas de todas las referencias posibles del franquiciador como empresario, recabando información mercantil de la franquicia, haciendo un completo estudio del mercado sobre el sector de la actividad en cuestión, tener un buen feeling con el franquiciador, creer en el negocio y consultar a fuentes especializadas en franquicia, como la Asociación Española de Franquiciadores. 


Si quiero franquiciar mi empresa, ¿qué tengo que hacer para que todo salga bien?

El punto de partida para iniciarse en el mundo de la franquicia es determinar de manera real y práctica si el concepto de negocio es o no franquiciable. Para que lo sea a ciencia cierta, has de haber testado su producto o servicio en el mercado durante un tiempo superior al año y medio o los dos años, en uno o varios centros propios, con el fin de ir puliendo los posibles errores que se vayan cometiendo; una vez comprobado que el negocio es viable y tiene aceptación entre los consumidores, entonces ha llegado el momento de empezar a conceder franquicias y de replicarlo por diferentes zonas y mercados.

En este sentido, las distintas consultoras de franquicias asociadas a la Asociación Española de Franquiciadores te pueden guiar en tus primeros pasos en el mundo de franquicia, estudiando si tu negocio es franquiciable o no, y si lo es, elaborándote documentos básicos como el Manual de Franquicia y el Dossier de Franquicia, donde se va a recoger todo el saber hacer de tu negocio. 


En la franquicia también habrá sus riesgos e inconvenientes… ¿Cuáles son?

Si bien es cierto que en la franquicia hay más ventajas que inconvenientes, estos también existen, pues estamos hablando de un negocio y siempre conlleva riesgos. 

En el caso del franquiciador, el riesgo está en aspectos como la mala elección del franquiciado, la mala elección del local donde abrir la franquicia o realizar una expansión rápida y descontrolada.

Y en el caso del franquiciado, el riesgo principal es no hacer un estudio detallado y en profundidad del negocio elegido, no consultar a fuentes especializadas como la Asociación Española de Franquiciadores, no tomarse su tiempo antes de firmar el contrato y despejar todas las posibles dudas. 


¿A quién puedo acudir para que me revisen el contrato de franquicia?

Después de que hayas recabado toda la documentación de la enseña elegida, reunirte con el franquiciador, visitar a otros franquiciados de esa misma red, analizar la información precontractual, asesorarte con expertos en materia de franquicia…, es cuando hay que proceder a la firma del contrato.

Sin duda, lo más aconsejable es que el contrato sea revisado por un abogado experto en franquicia −en la Asociación Española de Franquiciadores contamos con diferentes bufetes de abogados especializados en franquicia−, que corrobore que todo está en orden en el documento contractual, y que refleje fielmente los derechos y las obligaciones de ambas partes, franquiciador y franquiciado.