miércoles , 16 junio 2021

La cadena de yogur helado obtiene la certificación de calidad alimentaria IFS FOOD

Smöoy cuenta con una red de 150 heladerías en 15 países.

Smöoy, cadena especializada en la fabricación y venta de yogur helado, ha obtenido el certificado internacional IFS Food (International Featured Standards), un estándar de calidad reconocido a nivel mundial. La compañía ha alcanzado una puntuación de 96,40%, obteniendo el nivel superior.

Esta certificación garantiza que Smöoy cumple con los requisitos legislativos aplicables a sus productos en cuanto a Calidad y Seguridad Alimentaria. Y ofrece numerosos beneficios en la búsqueda de la excelencia en la calidad, seguridad y satisfacción del cliente, e incluso en la búsqueda de una ventaja competitiva en su mercado.

“Esta certificación nos permite garantizar la uniformidad de la seguridad y la calidad alimentaria, clave para una compañía como Smöoy presente en 15 países a través de una red de 150 establecimientos, y se traducirá en una mejora de la productividad y la eficacia de los procesos” ha afirmado Nuria Sirvent, directora general.

Este sello de calidad afecta tanto a las líneas de yogur helado de la compañía como a la amplia gama de helado artesanal que recientemente ha introducido en su nuevo modelo de franquicia, Smöoy Cream, un nuevo e innovador modelo de negocio que ha convertido a la compañía en la única de su sector que combina la venta de yogur helado con la venta de helado artesanal.

El certificado internacional IFS Food es parte de la apuesta de la compañía por seguir mejorando la experiencia del consumidor de forma funcional, sin perder de vista los valores nutricionales y saludables de la marca.

Smöoy se sitúa en una posición de liderazgo a nivel mundial en su sector. Además, la compañía sigue impulsando su plan de expansión para lo que selecciona a emprendedores e inversores con marcada vocación empresarial que estén interesados en gestionar su propio negocio, bajo el paraguas de una marca plenamente consolidada, y dotada de una estructura que le permite dar un respaldo global a cada una de sus unidades operativas alrededor de todo el mundo.

Para ello, cuenta con unas modernas instalaciones centrales de más de 7.500 metros cuadrados en Alcantarilla (Murcia), donde fabrica todos sus productos. La compañía cuenta con un equipo de personas de amplia experiencia que dan soporte global a la red. Además, la compañía reinvierte permanentemente en el negocio y en su área de I+D+i, un departamento en constante innovación.

Deja una respuesta