domingo , 19 septiembre 2021

Fersay: La aplicación de la N.T.F. en nuestro negocio

Corren tiempos convulsos y de cambios bruscos en los mercados donde todo caduca muy rápido y eso hace que no podamos dar nada por definitivo, sino que tengamos que tener una visión holística, más global de nuestro negocio y sobre todo de nuestro mercado, de la economía y de los hábitos del consumidor.

Por eso una buena fórmula a recordar es No Te Fies (NTF) y vigila todo lo que puedas por todos los ángulos posibles.

La visión corta ahora es la muerte súbita así que hay que poner la larga para ver más allá de nuestra tienda, más allá de nuestro negocio y de nuestro propio mercado.

Ahora mismo si tuviésemos que elegir ser un animal (ejercicio típico que ya hicimos en su día al estudiar dirección de empresas) hay que ser un halcón ya que necesitamos ver desde las alturas lo que pasa en la sociedad, lo que pasa en la economía internacional, en la economía nacional, las tendencias, los cambios de mentalidad de los consumidores, los movimientos en nuestro mercado, los cambios en nuestra zona y cualquier aspecto o noticia que nos pueda llegar a afectar y además disponer de la mayor velocidad.
Estamos viendo como un alza de algunas materias primas está suponiendo subidas de costes y por lo tanto subidas de precios, estamos viendo como un gran barco atravesado en el mar nos bloquea y retrasa la llegada de mercancías, como la escasez de semiconductores (la base de la electrónica) supone no poder fabricar a tiempo y nos deja sin stocks de algunos productos, estamos viendo como una nueva ley de consumo y de reciclado y economía circular europea nos va a traer más cambios, como las subidas de impuestos previstas en España nos va a perjudicar y en un momento muy delicado, como las enormes subidas de los fletes encarece los costes de los productos puestos en nuestra empresa y como cada uno reacciona de distinta manera en el mercado y muchas más cosas que están influyendo en nuestros negocios.

Por eso una visión lo más global posible es necesaria ahora y no te puedes fiar de nada, hay que estar más atento que nunca a cada movimiento por pequeño que sea y por muy lejos que suceda porque puede tener impacto en nuestras cuentas.

Si mejora la situación sanitaria gracias a las vacunas los consumidores dirigirán sus recursos económicos en una dirección contraria a la que hemos tenido hasta ahora desde que comenzó la pandemia, si hay repuntes y nuevas restricciones puede volver a cambiar donde invierte la gente su dinero, si realmente vienen las ayudas europeas puede que algún sector mejore, pero si no vienen o se retrasan no se podrá contar con eso, en fin que la lista sería interminable y son demasiado factores los que hay que vigilar para estar preparados y poder tomar las decisiones correctas, pero es lo único que hay. Y son momentos donde hay que reaccionar de forma rápida o se nos va el tren y ya no podremos cogerlo y tampoco sabemos cuándo viene el siguiente.

Cualquier pequeño cambio inocente que parezca que no tiene porque afectarnos de repente puede mutar como el virus e impactar en nuestra empresa.

No te fíes por lo tanto de los plazos de entrega, no te fíes de que los costes serán los mismos, no te fíes de los que se quieran suicidar manteniendo precios cuando los productos han subido, no te fíes de nada y vigila todo al máximo, no hay otra.

Revisa tus presupuestos para 2021 y actualízalos, revisa tu estrategia y actualízala, revisa tu análisis DAFO y actualízalo, no vivas de lo planificado en el pasado.

Procura dar un repaso al marketing y la comunicación y donde comunicas porque también hay que poner al día y adaptar todo esto a la situación presente que es muy diferente a la de final del año pasado cuando seguramente se hicieron las previsiones.

Han pasado muchas cosas en estos primeros 5 meses del año y pasarán más todavía y por eso hay que estar en modo captura para no perdernos nada.
Han cambiado los conceptos, se nos ha movido la foto, ya no significa lo mismo el corto, el medio o el largo plazo.

Tener al día nuestra empresa es cada vez más exigente y supone aumentar esfuerzos.

Pero saber estar ahora bien posicionado nos dará ventajas competitivas claves que determinarán nuestro futuro así que la apuesta es obligada y atractiva.

Y el arte ahora es trasladar todo esto a nuestros empleados para hacerlo en equipo y de una forma que genere el menor estrés posible, ese es el equilibrio a lograr.

Seamos nómadas por exigencias del actual guion:
-Dirige, obedece o quítate de en medio, no se admite la parálisis.
-El éxito siempre hace obsoleto el comportamiento que permitió alcanzarlo.
-Nunca fue tan cierta la frase: “Hay que estar al Loro”.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L. (Mayo-2021).
Blog: www.josecarrascolopez.com

https://www.fersay.com/

Deja una respuesta